El encanto y la elegancia parisina es lo que ofrece el Royal Hôtel. Al estar justo al lado de la plaza de l'Étoile, con una vista directa del Arco del Triunfo, le permitirá salir del tumulto y efervescencia de los Campos Elíseos quedando a tan solo 5 minutos a pie del hotel.

Cerca de los mejores restaurantes gastronómicos parisinos (Pierre Gagnaire ,Guy Savoy, y Taillevent); aproveche su estancia para descubrir sus cartas renovadas.

El museo Jacquemart André le quedará a dos pasos. Construido a finales del siglo XIX, este particular hotel le ofrece el descubrimiento de sus espacios amueblados y decorados según la moda y el gusto de la época. Fue lugar de estancia de coleccionistas que dedicaron su vida entera a la pasión por los objetos y obras de arte. También es famoso por la calidad de sus exposiciones temporales. Con una proximidad inmediata con los barrios dedicados al shopping, ya sean los Campos Elíseos o la avenida Montaigne o el acceso a los grandes almacenes le Printemps de Paris y las Galerías Lafayette, tan prestigiosos y reputados.

Elegir el Royal Hôtel para su estancia es también elegir estar en el corazón de su actividad profesional, punto de encuentro de los negocios y del mundo de la banca. Igualmente estará a solo unos minutos del barrio de la Défense, corazón económico del oeste parisino.

Disfrute plenamente su estancia en el Royal Hotel

Tiendas, museos, salidas y monumentos parisinos… ¡No sabrá donde mirar! el distrito 8 de París es un símbolo de elegancia, de cultura francesa y de refinamiento. Sin duda, en este barrio parisino se pueden admirar y visitar monumentos tan famosos como el Grand Palais y su magnífica vidriera, la plaza de la Concordia y su columna egipcia, los Campos Elíseos y el Arco del triunfo, etc. Es una concentración de tiendas prestigiosas, de restaurantes y de reputados clubs…Aquí está todo reunido para hacer que su estancia en nuestra ciudad sea ¡emocionante y encantadora!

El barrio de los enamorados de la moda y de la Alta Costura

Las marcas de Alta Costura más importantes le recibirán en los Campos Elíseos y la avenida Montaigne, y le harán viajar hasta el país del refinamiento.

Museos originales, insólitos o ilustres

El museo Bouilhet-Christofle y sus colecciones de muebles y objetos de orfebrería, las Galerías Nacionales del Grand Palais, el museo Nissim de Camondo, el museo Jacquemart André, el museo del Arco del Triunfo o el Palacio del Descubrimiento… ¡Hay una infinidad de museos en el distrito 8!, con los que podrá saciar su sed de conocimiento y cultura.

¡Noches locas o locamente románticas!

Recorra los Campos Elíseos y sus luces mágicas, suba al arco del Triunfo y admire la magnifica vista que le brinda, desde Montmartre hasta la Torre Eiffel… ¡nada más romántico! Elija unos de los numerosos bares, cabarets o clubs de las avenidas de alrededor y déjese llevar por la música y la locura de la vida nocturna parisina. ¡Aquí todo es posible y todo está permitido!

Un barrio histórico que cuenta con los monumentos más hermosos de París

La avenida de Friedland une la plaza Charles de Gaulle y el bulevar Haussman. Esta situada en el distrito 8 de París, uno de los más prestigiosos de la capital, cerca de los Campos Elíseos y del palacio presidencial. Hasta 1864, la avenida de Friedland se llamaba bulevar Beaujon. Se llamaba así por el financiero Nicolas Beaujon, que en aquel momento poseía un pequeña parte del sector aún sin urbanizar. En una calle situada bajo el signo de la elegancia y del refinamiento hizo construir la Folie Beaujon en el cruce entre la calle Balzac, antigua calle Fortunée. Dominio de plasencia habilitado del cual se dijo: «La cartuja es un campo auténtico, con una cuadra, una lechería e incluso una capilla. La casa tiene unos muebles magníficos y no digo nada de las estatuas, los cuadros y los objetos tan curiosos que uno encuentra a cada paso, se necesitaría un catálogo... »

Honoré de Balzac dejó su huella en este barrio de París

Fue en el número de la avenida Friedland, en el cruce con la calle Balzac, donde Honoré de Balzac adquirió una casa en 1846, en una dependencia de la Folie Beaujon. Él quería hacer un palacio para Mme Hańska con la que se casó en mayo de 1850. Vivieron juntos allí hasta su muerte, el 18 de agosto del mismo año. La calle Fortunée cambió rápidamente de nombre para pasar a llamarse calle Balzac. La asociación « Gens de Lettres » erigió una estatua del famoso escritor en la avenida de Friedland en 1902.

Un lugar lleno de historia y prestigio

Hasta 1857, el número 33 de la avenida de Friedland, ubicación actual del Royal Hôtel, fue el emplazamiento de diferentes castillos. Al principio el del Conde de Lamscone, cuya arquitectura gótica y china contrastaba con la que estaban acostumbrados los parisinos del siglo XVII. Después lo ocupó el encantador castillo con 3 torres de Arsène Houssaye, destruido cuando se creó el bulevar de Beaujon.

Disponibilidades & reservación