En el ángulo de la bucólica avenida de Friedland y de la calle Chateaubriand, el Royal Hôtel, construido en 1906, sucede a una larga tradición de hoteles famosos y de edificios con una fuerte huella romántica.

Al principio estuvo ocupado por dos pequeños hoteles de arquitectura gótica y china construidos por el Conde de Lamscone, una verdadera curiosidad arquitectónica parisina de la época. El edificio entró definitivamente en la historia romántica de París con el castillo con tres torres, su parque ornamentado con fuentes y grutas ocupado por Arsène Houssaye (gran literato francés, 1815-1896). Emile Zola lo describió como el « último gran roble del bosque romántico ». Houssaye, a quien Baudelaire dedicó los poemas en prosa del "Spleen de Paris", mandó construir en su lugar un hotel de estilo renacentista que sería punto de encuentro de numerosos artistas durante los famosos « Martes de Arsène ».

El hotel se destruyó cuando se perforó el bulevar Beaujon en 1857 durante la restructuración de París ordenada por Napoleón III, y dio paso al magnífico edificio haussmaniano que ocupa actualmente el hotel que prolonga la historia romántica del número 33 de la avenida de Friedland.

Disponibilidades & reservación